Hablemos de la sangría terapéutica o flebotomía

El médico me ha mandado una sangría

¿Qué me tengo que hacer??

Por: María del Carmen Sánchez Vázquez.

Una sangría terapéutica o flebotomía es un procedimiento que consiste en extraer, realizando una punción en una vena, una cantidad variable de sangre de acuerdo a la indicación médica y a la situación clínica del paciente.

La historia de la sangría es una de las  mayores dentro de las técnicas médicas por su persistencia en el tiempo. Nadie conoce sus orígenes, pero se sabe que se usa como procedimiento terapéutico desde la más antigua historia, cuando se consideraba a la sangre como causa de las enfermedades, justificando así su extracción con fin curativo. Los doctores de la época sangraban a los enfermos mediante copas de succión o incluso sanguijuelas con la intención de limpiar su organismo  a través de una hemorragia que consideraban revitalizante.

El término flebotomía  proviene del griego “phlebos” que significa vena y “temnein” cortar.

Desde el periodo neolítico, han utilizado la sangría los Incas, los griegos, los  romanos, los árabes, y se ha mantenido la técnica en auge hasta mediados del siglo XIX, cuando comenzó su declinación, con los nuevos descubrimientos en el campo de la microbiología.

En la actualidad consiste en sacar sangre a un paciente buscando un beneficio.

La extracción habitual es de unos 400 mililitros, en algunos pacientes puede extraerse  menos con el fin de que se tolere mejor.

Es un procedimiento exactamente igual a una donación de sangre, se extrae sangre del paciente con un equipo estéril y desechable con el paciente sentado en una camilla. Esta sangre no se puede utilizar para otras personas y posteriormente se desecha.

En la mayoría de los casos es necesario repetir periódicamente hasta conseguir el efecto deseado.

Entre los objetivos de la sangría se encuentran:

           –   Reducir el volumen de sangre total y de hematíes en pacientes con problemas de hipercoagulabilidad.

          –    Disminuir la cantidad de hematíes en pacientes con problemas de salud que originen un aumento en el volumen de los mismos.

          –    Hacer descender los niveles de hierro en pacientes con hemocromatosis.

Es un procedimiento seguro y solo estaría contraindicado en algunos tipos de epilepsia, problemas graves de corazón o de tensión arterial.

Las complicaciones son escasas. Como efectos secundarios están los hematomas en el lugar de la punción, mareos, descenso de la tensión arterial y, ocasionalmente, pérdida de conciencia o síncope.

¿Qué recomendaciones debe seguir?

–              Debe venir relajado y con tiempo suficiente, es recomendable que se quede media hora después del procedimiento.

–              No debe venir en ayunas. Acudirá bien comido o desayunado.

–              Es recomendable beber agua momentos  previos a la extracción.

–              Debe traer el volante de petición de su médico donde se indique la sangría, la cantidad de sangre y el motivo.

–              Es recomendable beber alguna bebida estimulante antes de marcharse.

              También en las siguientes horas es recomendable beber más líquido del habitual.

–              Si observara que sangra por el lugar del pinchazo debe presionar y levantar el brazo.

 

_____________________________________________________________________________

DESCÁRGATE LA REVISTA ESPAÑA HEALTHY www.EspañaHealthy.es
También en formato papel en los principales quioscos de toda España.

Artículo publicado en la Revista España Healthy © ‎Edita: Servicios de Atención Médica Integral XXI, SL (SAMI XXI). Director: Dr. Omar G. Guillermo H. / Depósito Legal: AV 130-2014   / ISSN 2386-8813 / copyright.

#OmarGguillermo #RevistaEspañaHealthy #Ávila #EspañaHealthy #EspañaenSalud #España #REH  #MariaCarmenSanchezVazquez #Sangria #flebotomía #sangre https://www.facebook.com/RevistaspainHealthy/ www.EspañaHealthy.es  /

One Comment

Leave a Comment

close
Muchas Gracias

Esperamos que disfrutes de nuestra revista ; )

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH